Atención emergencia víctimas incendio en Wellington

publicado en: Noticias | 0

Incluso semanas después, el número de muertos en el terrible accidente de incendio en Wellington sigue aumentando. Desde el día del incidente, Don Bosco Fambul está tratando de proporcionar la atención de emergencia absolutamente necesaria a 5 víctimas menores de edad en el hospital Connaught.

Daphne Sesay, la enfermera de Don Bosco Fambul, que llegó allí la mañana después del incendio, describe una escena impactante, en la que los niños tienen hasta el 75 por ciento de su cuerpo cubierto de heridas de quemaduras. Lo trágico que hay detrás de esto es que accidentes como este son prevenibles y que más vidas podrían haberse salvado si no fuera por la pobreza y la falta de infraestructura de emergencia.

Al principio faltaban los suministros más necesarios, ya que Sierra Leona no está preparada para catástrofes como esa. A pesar de que el gobierno y varias ONG hicieron todo lo posible en respuesta a emergencias, el país no tiene una unidad de quemados cerrada. El resultado es que personas mueren de sepsis debido a las infecciones que se transportan, personas que podrían haberse salvado de otra manera. Incluso con el máximo cuidado, dos de los niños al cuidado de Don Bosco sucumbieron ante sus extensas lesiones. Tenemos el corazón roto, y enviamos nuestras más sinceras condolencias a las familias en duelo. Que sus almas descansen en paz, y que todos trabajemos juntos para proporcionar a los niños un mundo más seguro.